Madrid (Noviciado), 10 de septiembre de 2010

3 comentarios:

Roberto Marchán dijo...

toma ya! vaya lema para la vida misma!

juan berrio dijo...

sí, no supe a que se refería, pero es un lema perfecto.

un saludo

israelpintor dijo...

Me imagino al amigo(a), al otro lado del teléfono en plan quejica total: ¡estoy que reviento de gordo!